Asi titulan este video en Alt1040 y la historia no es para menos. A pocos días de las elecciones municipales en Colombia y en un debate entre los candidatos a la alcaldía de Bogotá se vivió una metedura de pata de las que hacen historia. Era la última pregunta del debate y se la hizo Antanas Mockus a Samuel Moreno, que se prensenta por el partido Polo. Algunos consideran que era una trampa en toda regla y con un planteamiento moral que crea dilema. Pero la respuesta de Moreno “no dudaría en comprar votos” tiene difícil justificación.

Imagen de previsualización de YouTube

Es cierto que el profesor Mockus es opositor a Moreno y no ha dudado en revelar algun detalle más del debate. Por ejemplo que el candidato le dijo al terminar la grabación “al menos fui sincero”. El problema es que la respuesta muestra el tipo de cultura y madurez política que reina en el país. El propio Mockus cree que Moreno no se equivocó al contestar que compraría votos, sino que confesó “lo que muchos dirigentes colombianos saben que no hay que decir, pero hacen”.

Samuel Moreno, por su parte, ha intentado justificarse e incluso ha grabado para Youtube una aclaración a su respuesta. Asegura que respondió intuitivamente llevado por la pasión que siente por la ciudad y ante el enunciado de salvar a la ciudad, pero que nunca ha comprado, ni comprará votos… Pero dadas las críticas de sus rivales, la redifusión de las imágenes gracias a Internet y las dudas sobre su capacidad que ha generado la polémica, es difícil que no le pase factura. 

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email