Gracias a Internet y a las redes sociales, ya no es necesaria una gran cantidad de capital para crear una marca potente. El ICEX acaba de publicar una serie de consejos para que las empresas, especialmente pymes, puedan gestionar y mejorar su identidad digital de cara al mercado mundial. (Foto: Flickr/Nscap)

El ICEX cree que “si las conoce y tiene claro cómo utilizarlas en favor de su negocio, usted podrá crear sus propios contenidos y los pondrá al alcance de sus consumidores sin la necesidad de un intermediario. Podrá contar su historia y los consumidores podrán contarla a sus amigos y familiares, haciendo marketing por usted”.

El primer consejo que se da a las empresas tiene que ver con el aspecto que prima a la hora de construir marca desde Internet: no es la imagen ni la apariencia, sino la reputación. Y es necesario entender que esta no se puede controlar al 100% porque, influye lo que otros comunican sobre nosotros. Por ello abogan por aceptar que se recibirán ataques. Pero si se priman los contenido de calidad y relevantes y se responde tanto a lo positivo como a lo negativo, se logrará crear una buena reputación y visibilidad.

El ICEX también destaca que el consumidor ya no es como era. Se ha dado cuenta de su nueva posición y ha desarrollado nuevas necesidades y nuevas expectativas. El “consumidor social” no es un mero receptor de información, también opina y crea información. Y como espera que las marcas le escuchen y tengan en cuenta sus opiniones y sugerencias, surgió un nuevo perfil profesional: el community manager, a voz de la compañía frente a los miembros de la comunidad. Apuntan que este perfil ha sido importante, pero en algunos casos se ha desvirtuado y ha acabado siendo un generador de publicidad no deseada.

Un buen plan para crear marca internacional de un empresa deberá incluir: una definición clara de los objetivos; una descripción detallada de los recursos disponibles; un calendario que sitúe cada acción en una fecha concreta y nos objetivos cuantitativos que alcanzar y cómo se van a medir los resultados.

Aunque se insiste en que para crear una marca, el objetivo fundamental es contar la historia de la empresa. ¿Qué hace de ella y de su producto algo especial y diferente? ¿Por qué existe? Al nuevo consumidor social, le importa tanto comprar un buen producto como comprárselo a la marca adecuada: cada compra es su elección y una forma de expresar quién es y cómo es.

Otro consejo del ICE pasa por analizar el target al que se desea llegar, identificarlo en todas las plataformas y saber si es activo. Un error muy común es crear perfiles en redes sociales (porque ??hay que tenerlo??) pero no alimentarlo.


(Foto: Flickr/Mathewburpee)

Print Friendly, PDF & Email