Los secuestros y la piratería son los dos grandes focos de atención internacional con respecto a Somalia, uno de los países del cuerno de Africa que más pobreza y violencia sufre. Precisamente el hambre y la miseria están siendo el caldo de cultivo de donde salen los delincuentes, pero la población somalí se enfrenta además a otro problema en sus aguas al que nadie presta atención: la contaminación provocada por los vertidos de buques y barcos en la zona. Lo ha denunciado un ex coronel en la BBC.

El puerto de Eyl en Somalia
(Foto: Flickr/Chefseehund)

Mohamed Nureh Abdulle vive en Harardhere, un pueblo cercano al sitio donde fue secuestrado el petrolero saudi Sirius Star. Este hombre que fue coronel del Ejercito de Somalia lamenta que el mundo sólo se preocupe por los piratas y denuncia que existe un grave problema de contaminación en las costas de su país. Muchos de los barcos que navegan por el Índico vacían sus tanques en las aguas de Somalia que se llenan de basura.

Incluso habla de un problema de salud que está afectando a parte de la población después de que unos tanques misteriosos aparecieran cerca de la costa de Harardhere y empezaran a liberar alguna sustancia en el agua y el aire. Varias personas ha caido enfermas después de estar en la zona o beber. Es una afección similar a la varicela, denuncia, con la piel en muy mal estado y que provoca tos y vomitos.

Por otro lado la CNN ha hablado con Yusuf Hassan, el responsable de Garoweonline que recientemente entrevistó a uno de los piratas somalíes en el puerto de Eyl. Cuando le preguntan a Hassan si la población local ve a estos piratas como una amenaza y se plantea hacer algo contra ellos, él explica que las cosas están tan mal en Somalia que la gente ve a los piratas como unos delincuentes más al mismo nivel que los guerrilleros… o los oficiales gubernamentales corruptos. Por eso defiende que mientras no mejore la situación global del país, seguirá habiendo piratería

Imagen de previsualización de YouTube

Esta es la entrevista que hizo Yusuf Hassan a “Boyah” el pirata somalí, a finales del pasado mes de agosto y que fue emitida por la CNN hace unos días. Cuenta como muchos de ellos antes eran pescadores, pero la falta de oportunidades, la pobreza y el hambre hizo que la piratería se convirtiera en una opción más “interesante”. También dice que el gobierno local es complice y recibe un porcentaje del botín de los piratas.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email