Martin Tonner del diario danés Berlingske analiza, tras el ataque a la revista satítica gala, la reacción de los medios españoles en comparación con los daneses, europeos y estadounidenses. El corresponsal defiende ahora la publicación de las viñetas en defensa de la libertad de expresión, aunque señala que el diario danés que publicó las caricaturas de Mahoma en 2005, ahora ha decidido no hacerlo. Apunta que los medios españoles han tenido un actitud más neutral ante el caso que los de su país, pero detalla diferencia en el enfoque del tema con otros países como Suecia o EEUU.

Martin Tonner explica la reacción de los medios daneses: “Ha sido interesante, porque el periódico que en su momento publicó las caricaturas originales, Jyllands-Posten, decidió no publicar las viñetas de Charlie Hebdo, mientras los otros dos grandes diarios daneses, Berlingske y Politiken, sí decidieron hacerlo. El director intentó explicarse, pero no lo hizo muy bien y yo creo que la explicación es que ya no pueden más. Han sufrido muchas amenazas, incluso hubo un plan concreto para atentar contra ellos que se abortó. Pero ahora creo que los compañeros han decidido no publicarlas para no crear más estrés.”

Además recuerda que si bien cuando la crisis original de las viñetas, Politiken, un periódico de centro izquierda, decidió “hacer las paces por su cuenta con los representantes de la comunidad musulmana porque consideraban que los dibujos eran innecesarios y una ofensa” ahora en cambio han publicado las viñetas.

El corresponsal también analiza las diferentes sensibilidades entre los medios EEUU que no han publicado las caricaturas y los de Europa donde muchos sí lo han hecho: “En Estados Unidos todo el tema de la corrección política está mucho más presente. Es una sociedad que desde el principio es multirracial y se ha enfrentado a ello, mientras que en Europa este problema es más reciente. Puede tener que ver con eso y quizá también con que los americanos son en general más religiosos que los europeos. Pero también hay diferencias en Europa, porque Suecia, un país que se parece mucho a Dinamarca, tiene una manera de ver las cosas del Islam totalmente diferente”.

Martin Tonner asegura que a título personal considera acertado ahora publicar las caricaturas de Charlie Hebdo: “La primera vez que se hizo, era discutible si fue una provocación innecesaria y en mi opinión se podía haber evitado. Ahora tras lo sucedido en París había que hacerlo, sobre todo en un país como Dinamarca donde ha habido tanto debate sobre ello.”

En cuanto a la forma en la que ha abordado el asunto la prensa española, el corresponsal apunta: “Ha sido relativamente neutral en comparación con otros países. Se informa pero no hay una militancia, como hay en Dinamarca, a favor del derecho a la libertad de expresión. Allí el tema ocupa muchísimo espacio, mientras aquí en España es un tema menor. Y también puede tener que ver con la actitud en general de los españoles hacia el islam y la inmigración que son más partidarios del `laisser faire´ y no tienen un debate tan polarizado sobre ello como en Dinamarca.”