Se fue a España “con un pijama, las cosas de afeitar y una camisa de repuesto” Geoffrey Cox, el último de los grandes corresponsales de la guerra civil, cuenta que incluyó una vieja máquina de escribir portátil y poco más en la maleta:

 …Compré en España un anorak, una especie de chaqueta grande impermeable y atada a la cintura que hacía las veces de uniforme de campaña. Pensé que era una prenda muy útil y cómoda para aquellas circunstancias y que cuando acabara la guerra me haría con algo así. Hoy todo el mundo la usa. Yo la descubrí en España.” 

Ernest Hemingway, André Malraux, John Dos Passos, Antoine de Saint-Exupéry, Herbert L. Matthews, Gerda Taro, Robert Capa, Arthur Koestler, Ilya Ehrenburg, George Orwell, Martha Gellhorn, W. H. Auden, Willy Brandt, J. B. Priestley, Sean O??Casey, Indro Montanelli… Aquellos hombres fueron enviados a nuestro país durante la guerra civil española, como recuerda Alfonso Guerra, porque contarla era un compromiso moral.


Hotel Florida en la Pza. de Callao (Madrid)
donde se alojaban los corresponsales extranjeros (ICervantes)

Gracias a ellos quedó retratada nuestra historia, a salvo de revisiones políticas.
Una exposición [video] ha recogido su trabajo y la web del Instituto Cervantes ha adaptado el catálogo de la misma ofreciéndolo en versión web. Además, “Idealistas bajo las balas” el libro de Paul Preston de reciente aparición,  los convierte en sus protagonistas:

…Leyendo sus cartas y sus crónicas, dijo Preston en la presentación, no pude evitar las lágrimas. Jamás me he sentido tan involucrado en un libro..

Preston, que recoge en el libro la transformación que vivieron algunos de aquellos corresponsales, describe además el trato al que fueron sometidos durante el conflicto:

“Vieron que en España se jugaba el futuro de la democracia. Se jugaba el futuro de la Humanidad. Por eso muchos querían influir en la opinión pública de sus países, para que sus gobiernos despertasen […] En la zona rebelde no estaban interesados en la libertad de prensa y por eso trataron a patadas a los periodistas. Les amenazaron, les expulsaron y en algún caso les mataron”

Sin duda los testimonios de aquellos corresponsales, que aún se ocultan en las hemerotecas, ayudan a comprender mejor el golpe de estado que sufrió España. Uno de los textos más ilustrativos, fue el publicado por Jay Allen en el Chicago Daily Tribune el 28 de julio de 1936. Allen entrevistó a Francisco Franco, pocos días después del inicio de la guerra. Las palabras del dictador son toda una declaración de intenciones. La guerra acababa de empezar:

 

Allen: “¿No hay posibilidad de tregua, ni de compromiso?”

Franco: “No. No, decididamente no. Nosotros luchamos por España. Ellos luchan contra España. Estamos resueltos a seguir adelante a cualquier precio.”

Allen: “Tendrá que matar a media España”, dije.
Entonces giró la cabeza, sonrió y mirándome firmemente dijo:

Franco: He dicho que al precio que sea…

Print Friendly, PDF & Email