BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

No permitamos que el miedo nos atenace.

Gabriela Cañas escribía el pasado 6 de diciembre un artículo en el país titulado “Líderes ¿mejores los de antes?” donde analizaba los retos que afrontan los mandatarios europeos hoy: electorados más euroescépticos y una coyuntura más compleja que la que sufrieron sus alabados predecesores. Es un texto muy recomendable, pero Cañas explicaba sutilmente algo que nos ayuda a entender con distancia el proceso que vivimos:

“La primera crisis del euro se vivió mucho antes de que estuviera en los bolsillos de millones de europeos. Sucedió entre 1991 y 1993, cuando la parálisis de las economías europeas amenazó gravemente la puesta en marcha de la moneda única. También entonces los medios hablaban de abismos, de catástrofe y de la Europa insolidaria y a varias velocidades…

Y en efecto, un breve paseo por la hemeroteca nos situa frente a ese peculiar retrato. Ni somos los primeros ni los últimos que nos enfretamos a los “abismos, catástrofes…”:

17 octubre 1992 Rechazo a una Europa de dos velocidades

10 diciembre 1992 Delors: “Si la construcción europea no es posible a doce, habrá que encontrar otra solución” Advierte que la CE se juega en Edimburgo su supervivencia o declive.

29/08/1993 Solana y Kinkel esperan superar los obstáculos para construir una Europa unida

10/10/1993 España propone revisar los objetivos de convergencia

21/11/1993 Barcelona y Amsterdam piden un ‘plan Marshall’ para las ciudades europeas, ¿Por qué? “Porque las administraciones locales son las que están sufriendo más directamente la crisis económica”.

Pues eso, no permitamos que el miedo nos atenace.