El diario francés detalla en un artículo de su corresponsal Valerie Demon que España sigue siendo pionera en la lucha contra la violencia conyugal. Pero apunta que los especialistas temen que los recortes presupuestarios cuestionen los resultados espectaculares que han registrado desde los años 90.


(Foto: Flickr/Kennyrivas)

La Croix explica: “Los poderes públicos españoles se enfrentaron de pleno a la cuestión de la violencia doméstica en la década de los 90 tras el dramático caso de una mujer maltratada, quemada viva por su marido después de buscar la protección de las autoridades. Y en 2004, además de fuertes medidas de protección y asistencia para las víctimas, el país adoptó una vanguardista “ley general” que preveía el establecimiento de por lo menos un tribunal especializado en cada distrito judicial.”

Y aseguran: “El resultado fue espectacular. “El número anual de denuncias por violencia aumentó de una media 14.000 en 1990 a 130.000 ahora. Las mujeres hablan y las que piden ayuda escapan más a un final trágico”, dice Ángeles Álvarez, miembro socialista de la comisión parlamentaria encargada de la igualdad de género. Además, gracias a la ayuda que se les da, la proporción de mujeres que retiran la denuncia judicial se ha reducido considerablemente, pasando del 40% al final de 1990 al 13,4% actual.”

Pero el diario señala: “La oposición teme ahora que los avances realizados en los últimos años estén en peligro por los recortes presupuestarios relacionados con la grave recesión que azota al país. En 2013, los programas de ayuda para mujeres maltratadas tendrán, por ejemplo, con un presupuesto de 4 millones de euros, un 20% menos que en 2012. Y cada región también disminuye los recursos.”

[Leer el artículo completo en La Croix]

Print Friendly, PDF & Email