Un proyecto internacional llamado “Ecoshell” pretende diseñar y construir el primer modelo de vehículo eléctrico totalmente reciclable a partir de biomateriales, como fibras naturales y bioresinas. Y España se ha integrado en el consorcio de la mano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Ya hay un diseño preliminar y los investigadores han desarrollado además materiales innovadores para la fabricación de estos coches. El objetivo es que sean super-ligeros, apenas 400kg de peso. con un consumo muy bajo ((4,83 Kw/hora) y un diseño innovador. Entre los materiales utilizados, de origen natural, están la fibra de lino, el poliuretano bio y la resina epoxi bio.

José Ignacio Robla, del Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas, señala: “El desafío ha necesitado no solo el desarrollo de materiales sino también el rediseñado de la estructura del vehículo, la arquitectura, las interfaces y los procesos de producción. Se ha diseñado también una planta de montaje con un impacto medioambiental mínimo, se ha desarrollado un plan de calidad para su producción y se ha analizado el ciclo de vida del vehículo en sí y de todos los materiales y procesos implicados en su fabricación.”

Dentro de Ecoshell (Development of new light high-performance environmentally benign composites made of bio-materials and bio-resins for electric car application, en sus siglas en inglés), el CSIC se encarga de labores de estandarización y normativa. Se une en el consorcio a instituciones y empresas de Francia, Reino Unido, Finlandia y Alemania.

Print Friendly, PDF & Email