La tienda de muebles suecos suele destacar por hacer una publicidad innovadora y atrevida. El último ejemplo lo ha dado con su campaña “la portada de Ikea en 3D” en Alemania. Recrearon al detalle en varios de sus centros comerciales el salón que aparecía como foto-portada de su catálogo de 2008. Y dejaron que la gente se fotografiara en él. Finalmente editaron 4.000 catálogos personalizados. Han grabado un video para Internet mostrando todo el proceso.

Imagen de previsualización de YouTube

En total la campaña se llevó a cabo en diversas tiendas de Ikea de 24 ciudades alemanas. 7.120 personas se fotografiaron en el decorado y 4.039 volvieron a recoger la edición personalizada del catálogo en la que ellos se convirtieron en modelos. La campaña fue todo un éxito: recibió varios premiso, mejoró la imagen de la marca… y duplicó el tráfico a las tiendas. (Fuente: Alt1040)