Martin Dahms del Frankfurter Rundschau y el Berliner Zeitung asegura en radiocable.com que la falta de concreción del presidente español hace dudar de si realmente tiene una estrategia o carece absolutamente de ella. Aunque sostiene que el gobierno alemán de Angela Merkel está mostrando tanta falta de claridad o más que el español.

Martin Dahms

Martin Dahms apunta que Rajoy: “desespera un poco a todo el mundo. Llevamos tres meses con la posibilidad de que pida el rescate y vuelve a decir que ya informará de cuando será. Y te preguntas si es que tiene una estrategia y que hay un buen momento para hacerlo que aun no ha llegado. O bien es falta de estrategia. Yo no lo sé. pero es curioso que como los inversores creen que va a haber rescate, los intereses de la deuda son ahora relativamente bajos. Y como estos son bajos, la presión sobre Rajoy es menor. Si es una estrategia, a lo mejor incluso es acertada.”

Aunque el corresponsal también señala que en la política de comunicación del gobierno ve “una dosis exagerada de optimismo que quieren vender. Como si no hubiera problemas y ellos lo estuvieran haciendo todo bien. Y eso al final les hace menos creíbles. Un poco más de humildad le vendría bien al gobierno y daría más confianza incluso. Eso lo veo como un problema. Y además existe el temor de que no sea sólo una política de comunicación, sino que sea convicción”.

En cuanto a si Alemania le interesa que España pide el rescate asegura: “No está claro si Angela Merkel lo quiere o no. Algunos creen que sería un problema enviar la peticion de rescate al Parlamento alemán, pero a mi me han dicho que ella no cree que eso sea un problema.  Lo cierto es que yo veo tan poca claridad en la reacción de Merkel como en la falta de acción de Rajoy”,

Martin Dahms explica que “el gobierno alemán tiene que jugar por una parte con la opinión pública alemana que es muy crítica y antieuropea en este momento y por otra saben lo que hace falta, porque Angela Merkel es muy europeísta”.  Asegura que su canciller es muy consciente de que Alemania es el país más fuerte de la UE: “y sabe que todo lo que hace o deja de hacer tiene influencia.” Por eso defiende que incluso su “marcha atrás” sobre la unión bancaria “no es por electoralismo o por malicia sino porque se ha dado cuenta de que no podría hacerse de un plumazo y prefiere que se haga bien”.

Print Friendly, PDF & Email