Martin Dahms destaca como un logro, que al final con el 9N, Gobierno y Generalitat han logrado hacer algo que no ha molestado demasiado “más que a los extremos”. Pero el corresponsal del Frankfurter Rundschau y el Berliner Zeitung asegura en radiocable.com que las posiciones están tan enconadas entre España y Cataluña que parece un conflicto irresoluble. Por eso defiende que la UE debería intervenir y decir claramente qué postura respalda, para evitar que siga creciendo el conflicto.

Martin Dahms muestra su “sorpresa, estando en Barcelona, por la tranquilidad total alli y en el resto de Cataluña. Hace un mes hablé con mucha gente que dudaba que el 9N se fuera a llevar a cabo y que como mucho habría manifestaciones. pero al final no ha habido manifestaciones, ni contenedores quemados, ni plazas ocupadas, sino una votación tranquila. Y eso me parece una muy buena señal. ”

Y añade: “que haya sido tan normal en parte es consecuencia de una política, a pesar de las palabras grandilocuentes, llevada a cabo con cierta mesura. El gobierno español no ha mandado a la Guardia Civil a incautar las urnas y el gobierno catalán al final no ha hecho una consulta sino un “proceso participativo” sin saber muy bien qué es. Todo eso se puede ver de forma negativa, diciendo que ha sido una chapuza e ilegal, pero al final dos posturas tan opuestas como la española y la catalana han sabido llevar algo a cabo sin molestar demasiado a nadie salvo a los extremos. Y eso ya me parece un logro. “

En cuanto si ha podido ser una situación pactada entre Gobierno y Generalitat, el corresponsal  apunta: “Espero que no haya hecho falta pactarlo, pero que haya habido conversaciones si me lo puedo imaginar. Ojala hubieran sido conversaciones abiertas, pero bueno mejor así que el desastre. El problema es que tenemos un conflicto tan enconado que no es solucionable porque hay dos versiones distintas de en dónde reside la soberanía. La del gobierno español que yo comparto de que no se puede trocear y la del Parlamento catalán que dice el pueblo catalán es un sujeto político y jurídico. Y ahí no hay puentes. O existe esa soberanía o no existe.”

Martin Dahms apunta que a él le gustaría una solución al estilo “tercera vía” y una España federal, pero señala “no parece que esa sea la intención de los grandes partidos catalanes que insisten que tiene que haber un referéndum. Y yo entiendo al gobierno, incluso al Parlamento español con una amplísima mayoría que dice que ese derecho no existe. Por eso yo creo que ya es hora de que el exterior, los socios europeos intervengan de alguna forma y digan claramente que opción apoyan.”

Pero no cree que esto suceda: “Las reacciones siempre llegan demasiado tarde. Y hasta que no haya un `maidan´ catalán, me temo que nadie va a reaccionar. Precisamente como todo se lleva de una forma tan racional, no hay motivos para meterse en eso. Pero yo siempre recordaré que una amiga mía croata cuando empezó la guerra de Yugoslavia, en Eslovenia, me dijo que eso nunca pasaría en su país. Parecía impensable y parece impensable aquí… pero el material está ahí para que pueda ocurrir algún día.”