La casa de los Boring fotografiada en Google

Una pareja de estadounidenses, Aaron y Christine Boring, consideran que el servicio “Street View” de Google Maps ha invadido su intimidad y han presentado una demanda en la que piden una indemnización de 25.000 dólares y la destrucción de las imágenes de su vivienda. Es la segunda vez en un mes, que este servicio de Google trae problemas. Claro que la otra reclamación fue nada menos que del Pentágono y por fotografiar una base militar.

En el caso de la demanda de los Boring, que viven en una zona residencial de Pittsburg, la denuncia asegura que la furgoneta de Google equipada con cámaras especiales para captar imágenes de 360º “invadió” la calle donde viven, pese a que está claramente marcada con una señal de zona privada. Y, según ellos, la inclusión de una foto de su casa en “Street View” les ha causado “sufrimiento mental” y ha reducido el valor del inmueble.

En el caso de las bases militares, la furgoneta de Google fotografíó y colgó en la red imágenes detalladas de un recinto de Texas. Tras la denuncia del Pentágono -que además dió instrucciones a todas sus bases para que impidieran la entrada a cualquiera que quisiera hacer fotografías panorámicas-, el buscador retiró la imágenes y admitió su error.

Street View es un servicio para Google Maps que se lanzó a finales de mayo de 2007. Permite ver y moverse por imagenes de 360º de alta calidad a pie de calle en determinadas areas. Y es tan detallado que ya había ocasionado problemas a la empresa por denuncias acerca de la privacidad. En teoría sólo fotografía lugares abiertos al público y de momento sólo se ha aplicado en EEUU. 

Un video de Google explica los detalles del funcionamiento de Street View.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email