Valerie Demon de La Croix, y de Radio Suisse Normande asegura en radiocable.com que las últimas revelaciones han aumentado la presión sobre Rajoy y el PP. Pero considera que su estrategia de defensa sólo ha traído más “confusión que otra cosa”. No cree que el impacto del escándalo en la prensa internacional les haga moverse: “unicamente si el caso afectará a nivel económico a España. Pero si eso pasa es que los mercados financieros ven que el caso puede afectar a la estabilidad del gobierno y ya sería tarde”.

Valerie Demon

Valerie Demon apunta que desde el punto de vista informativo, las últimas revelaciones no aportan nada nuevo: “es lo que se viene hablando los últimos seis meses. Cuando El Mundo publica un original de los papeles de Bárcenas, lo que es una novedad es que es el original. Lo que está dentro ya lo publicó El País aunque eran fotocopias de fotocopias y esto era también una de las líneas de defensa del PP. Pero si puede haber otro punto de inflexión al llamar el juez a Bárcenas a declarar el lunes y aumentar la presión en el Congreso para que Rajoy hable”.

La corresponsal cree que ha aumentado en cualquier caso la presión y también la confusión: “El problema es que da la impresión que es muy dificil que el PP y Rajoy den una explicación plausible. Dicen que no son las cuentas del PP y eso es evidente porque hablamos de una contabilidad en B. Y esa es la dificultad de todo el caso porque las cosas son muy dificiles de probar. De momento es la palabra de Bárcenas y un papel que parece que sí se escribió en su momento y no ahora, contra la de miembros del PP y Rajoy. La pregunta es si ¿existen o no recibís?. Si los hubiera ya no hablaríamos de dificultades, sino de una bomba directamente”.

Y sobre la reacción del PP de Rajoy apunta: “Están en una situación incómoda y pesada desde hace seis meses. Porque incluso cuando va a Bruselas se le pregunta por ello. El tema siempre está ahi y no lo aclaran. En muchos casos incluso le ponen más confusión como en la gestión de la nómina de Bárcenas tras salir del partido. Contaron cosas que resultaron no ser ciertas y han derivado en otras preguntas. La defensa que han seguido ha generado más confusión que otra cosa. Y si aparecieran recibís, no pueden seguir en esa postura de hablar poco o no hablar. Tendrían que cambiar radicalmente de estrategia de comunicación”.

La corresponsal no cree que el impacto del caso en la prensa extranjera pueda modificar la reacción de Rajoy: “Si con todo lo que ha salido ya aqui, apenas se ha movido, sinceramente dudo que lo que se pueda escribir desde fuera haga que se mueva Rajoy. Si el caso afectase a nivel económico a España entonces quizá si se movería. Pero si eso pasa, quiere decir que fuera, en los mercados financieros, ven que el caso politicamente puede afectar a la estabilidad del gobierno. De momento no he visto nada en este sentido, pero es lo único que les haría moverse. Y ya sería tarde, porque significaría que estamos en un nivel muy alto de presión”.