Un esquema de la heliosferaLa Voyager 2, la sonda espacial de la NASA lanzada en 1977 para explorar varios planetas del espacio exterior, sigue su viaje y se encuentra ya en la frontera de nuestro sistema solar. Y gracias a los últimos datos que ha enviado desde la heliosfera, los científicos han podido demostrar una de las teorías que venían manejando: que la burbuja que rodea al sistema solar es achatada en sus polos.

En ADN.es explican que nuestro sistema, o lo que es lo mismo la agrupación de ocho planetas que giran en torno al sol más o menos alineados sobre un plano, es más ancho en el eje de ese plano que en el perpendicular. Y la burbuja es más estrecha en la zona en la que es presionada hacia el sol por el campo magnético interestelar.

La Voyager 2 ha podido confirmar este hecho al haber rebasado la zona conocida como arco de choque, donde el viento solar es frenado por la presión del gas y el cámpo magnético del espacio interestelar. La sonda Voyager 1 también llegó hasta aqui, pero siguió otro camino y en cualquier caso sus instrumentos de medicion de la velocidad, densidad y temperatura de ese viento solar dejaron de funcionar mucho antes, impidiendo el estudio detallado de esta parte de la heliosfera.

En sus 30 años de viaje, la Voyager 2 ha pasado cerca de varios planetas del sistema solar. En la red pueden verse animaciones de su viaje por Saturno (1981), Urano (1986) y Neptuno (1989). Una de las más espectaculares fue la del encuentro de la Sonda con el planeta más grande del sistema solar, Jupiter en 1979.

http://video.google.com/videoplay?docid=1825648771198195435
Print Friendly, PDF & Email