El periódico británico The Guardian publica un curioso texto de Stephen Burgen sobre el desempleo juvenil en España. Y al que ilustra diciendo: “No todos los jóvenes desempleados de España pueden convertirse en estrellas del deporte” “Los españoles están acumulando trofeos. Sin embargo, la mitad de los menores de 25 años están desempleados. ¿Puede el país sólo levantarse con los deportes?

“España despertó esta mañana atontada con la euforia. El equipo de fútbol nacional hizo historia al ganar las tres competiciones internacionales (…)

Pero, por desgracia no todos los jóvenes desempleados en España puede llegar a ser estrellas del deporte. Ellos necesitan empleo sostenible y los datos de hoy muestran las peores perspectivas  (…)

Quizás otro factor detrás de proezas deportivas de España es que el deporte es un sector donde el talento se encuentra con un menor número de obstáculos en el camino hacia el éxito. A diferencia de, por ejemplo, la puesta en marcha de un negocio. España ocupa el puesto 133 de los 183 países en la facilidad de creación de una empresa y se sienta en el número 31 en el índice de corrupción de Transparencia Internacional, un lugar por encima de Botswana.

Se tarda alrededor de 140 días para establecer un negocio aquí, (…)  tiempo más que suficiente para aplastar  incluso el espíritu más emprendedor. Como resultado de todo esto, alrededor de una quinta parte de la economía es, como dicen aquí, sumergida.(…)

(…) Así que, con sólo una poco competitiva y baja base industrial y mal pagados puestos de trabajo agrícolas para elegir, ¿que tienen los jóvenes para elegir aparte del deporte? ¿Las artes, tal vez?” (texto completo)

Print Friendly, PDF & Email