Investigadores chinos han desarrollado un dispositivo ecológico y futurista que permite potabilizar agua del mar con facilidad y eficiencia y que podría solucionar o al menos aliviar el problema de la falta de agua potable en el mundo que aún afecta a 700 millones de personas, según la OMS. Además la desalinizadora  creada en la Universidad de Nanjing en China tiene otro aspecto que cautiva. Está fabricada con el “material del futuro”: el grafeno. O más exactamente, óxido de grafeno.

(Foto: Flickr/Timgeers)

Los detalles han sido publicados en la revista ‘PNAS’, de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU. Y según explica El Confidencial, que se ha hecho eco del hallazgo, citando a Jia Zhu, uno de los investigadores, desaliniza agua con una eficiencia del 80% utilizando sólo energía solar, sin ayuda externa y por tanto sin generar ni CO2, ni contaminantes. El aparato evita la pérdida de calor confinando el agua en un espacio comprendido entre un film absorbente de óxido de grafeno y un aislante térmico. El líquido se evapora, dejando atrás la sal y los contaminantes solidificados.

El dispositivo ha sido probado de momento en laboratorio, pero Zhu asegura que la tecnología es “muy escalable”, lo que podría permitir hacer desalinizadoras plegables y casi personalizadas. Esto abriría la puerta a un uso a gran escala en zonas donde no hay agua potable.

Print Friendly, PDF & Email