Por primera vez desde que se legalizó el aborto en España, hace 25 años, ha bajado el número de interrupciones voluntarias del embarazo, según cuenta la Cadena Ser. El descenso es de un 3% con respecto a las cifras de 2008. El año 2009 fue el primero en el que se empezó a vender libremente en las farmacias la pildora post-coital o del día después como medida de prevención. Los expertos creen que esto puede haber sido el motivo del descenso, junto con la llegada de un menor número de inmigrantes.

La pildora del dia después
(Foto: Flickr/joaquim munte)

Hasta ahora, la cifra de interrupciones voluntarias del embarazo había ido creciendo cada año desde 1998 -el aborto se legalizó en 1985, pero hasta trece años después no hay estadísticas-. Según un balance provisional de la Ser hecho con los datos de las comunidades autónomas, en 2009 se registraron en España alrededor de 112.000 abortos, 4.000 menos que el año anterior.

En septiembre de 2009, el Gobierno autorizó la venta de la pildora del día después sin receta médica, como una forma de prevenir los embarazos no deseados. El efecto de esta medida sobre la estadística se refiere por tanto solo al último trimestre del año, pero los especialistas la citan como uno de los factores claves que explican el descenso.

 

Imagen de previsualización de YouTube

También se cita como explicación la caída de la inmigración -el 43,6% de las mujeres que abortaron en 2008 no eran españolas-. Y algun experto también considera que debido a la crisis las mujeres de menos recursos pueden haber recurrido a métodos de aborto inseguro.

Trinidad Jimenez, ministra de Sanidad, ha calificado el dato de “muy buena noticia”. Y ha explicado que la venta de la pildora sin receta es una medida que se aprobó para eso, para reducir el número de embarazos no desados y asi el de aborto. “Ya existía antes, pero ahora se ha facilitado el acceso a la misma y eso, desde luego, ha mejorado los resultados al haber disminuido el número de abortos”.

Print Friendly, PDF & Email