Este es uno de los principales problemas que tienen la bodegas y los productores vinícolas españoles que pretenden entrar en el mercado estadounidense, segun un estudio de Wine Intelligence en 15 Estados. En general el consumidor medio desconoce el vino español y muestra una baja comprensión de las regiones productoras, las marcas y las uvas españolas más representativas (tempranillo, albariño o verdejo).

Vino
(Foto: Flickr/Nachik)

Pese a ello, el Observatorio Español del Mercado del Vino que encargó el estudio subraya que los Estados Unidos son un mercado clave para el futuro de las exportaciones de vino español. El potencial del mercado reside en el su tamaño actual (73 millones de consumidores regulares de vino) y a su creciente apertura a los vinos importados. Y se señala pese a todo algunas de las ventajas que ofrecen los vinos españoles: son “relativamente exitosos” en el mercado estadounidense, el consumidor les atribuye valores del Viejo Mundo como la tradición y la historia y son percibidos como vinos de buena relación calidad-precio y buen sabor.

El estudio de Wine Intelligence se ha llevado a cabo en los 15 principales Estados norteamericanos por consumo de vino importado (Nueva York, California, Florida, Texas, Nueva Jersey, Illinois, Massachusetts, Michigan, Pennsylvania, Virginia, Maryland, Colorado, Connecticut, New Hampshire y el Distrito de Columbia). EEUU ha duplicado el tamaño de su mercado de vino desde 1990.

Print Friendly, PDF & Email