Greenpeace ha presentado su décimo informe anual “Destrucción a toda costa” en el que pasa revista a la situación del litoral español. En este 2010, el diagnóstico sigue siendo pesimista. La ONG denuncia que las costas están seriamente amenazadas. Y para explicarlo da un dato demoledor: en los últimos 20 años se ha destruido el equivalente a ocho campos de fútbol diarios en la costa, a un ritmo de 7,7 hectáreas de terreno al día. Los culpables de esta tendencia que se mantiene son “viejos conocidos”: el urbanismo salvaje, la construcción de infraestructuras y la contaminación.

Un video de la ONG muestra en imágenes el impacto de esta destrucción.

Imagen de previsualización de YouTube

“Todos somos conscientes de que la agresión a la costa ha sido imparable los últimos años. Pero lo más grave es que esta tendencia continúa y los políticos se afanan en acabar con la única normativa que defiende el litoral. Lo que hay que demoler es El Algarrobico y no la Ley de Costas y vamos a seguir luchando para que esto no pase”, ha declarado Juan López de Uralde, director de Greenpeace.

El informe Destrucción a toda costa 2010 constata que la mayor parte de las amenazas que ya denunciaron en 2009 siguen ahí. Tanto por la obra privada como pública. Greenpeace alerta además en esta ocasión del acoso a los escasos espacios vírgenes que quedan en Murcia, Almería, Huelva, Rías Baixas, Cantabria y Asturias y exige su protección.

Construccion en la costa
(Foto: Flickr/Rossarrio)

Desde 1987 a 2005 se destruyeron un total 50.504 hectáreas de suelo natural en los dos primeros kilómetros de franja costera (este dato no incluye el archipiélago canario); 7,7 hectáreas de costa degradadas cada día para crear urbanizaciones, suelo industrial y comercial. Y por comunidades, el “podio de la destrucción” lo ocupan Comunidad Valenciana, Asturias y Cantabria.

Para difundir su mensaje con “otra voz”, Greenpeace ha contado este año con la colaboración del actor Joaquin Reyes (Muchachada Nui, Camera Cafe o La isla de los nominados) que ha grabado un spot sarcástico sobre los beneficios del ladrillo.

 

Imagen de previsualización de YouTube

La presentación del informe pudo seguirse en directo a través del blog de Greenpeace.

Print Friendly, PDF & Email