Massoud Hassani creció en Kabul desde los 5 años y acostumbraba a jugar con su hermano en las grandes y deserticas planicies entre montañas que les rodeaban. Les gustaba hacer sus propios juguetes. Y Massoud disfrutaba especialmente creando artefactos rodantes hechos con materiales que encontraban tirados y que se movían gracias al viento. Ya entonces muchos de sus juguetes rodaban tan lejos y rápido que se perdían en las zonas prohibidas donde había minas enterradas. (Foto: Flickr/Ardent Film Trust)

Un día, el padre Massoud Hassani murió a causa de una de esas minas. Su madre decidió abanonar Afganistan y tras un periplo de 4 años, la familia consiguió llegar a Holanda. Massoud estudió alli diseño y para su proyecto de fin de carrera  en la Academia de Eindhoven, decidió hacer una réplica de aquellos juguetes rodantes. Solo que este sería 20 veces más grande y fuerte y con un objetivo más ambicioso: servir para recorrer los campos que siguen plagados de minas y ayudar a detonarlas. Y lo ha conseguido. Su invento se llama Mine Kafon.

El director Callum Cooper, de Ardentfilm ha contado su historia en un corto documental.

El Mine Kafon se puede construir con materiales baratos con un coste de apenas 40 euros. Es una especie de bola compuesta por decenas de varas de bambú con discos en las extremidades. Y se mueve impulsada unicamente por el viento. Cuando rueda hace una presión similar a la de una pisada. Y cuando pasa sobre una mina esta explota, pero apenas destroza unos pocos brazos del artilugio. Este puede seguir su camino y detonar otras tres minas más segun se creador.

Imagen de previsualización de YouTube

El invento lleva además un dispositivo GPS que registra su trayectora y posición, marcando rutas seguras y sin peligro porque el dispositivo habría rodado por ellas sin ningún problema. Hassanu ya ha demostrado que su prototipo funciona y ayudó a desminar una zona en Afganistán. Ahora trata de encontrar financiación y empresas colaboradoras para poder producir más dispositivos que ayuden a hacer seguras cada vez más terrenos.