Diego P, ya en su domicilio, tras ser dado de alta en el Hospital  donde ingresó con una crisis de ansiedad, se ha explicado ante los micrófonos de “CanariasRadio La Autonómica” .

Diego P., fue señalado públicamente en algunos medios de comunicación por la muerte de la niña de 3 años en Tenerife. No se esperó a conocer el auto del juez. El caso se ha convertido en un ejemplo de libro de manipulación y extralimitación informativa. Según un vídeo emitido por tv3 incluso los gritos que recibió el acusado habrían sido provocados, lo que queda atestiguado por esta grabación.

El caso en su conjunto ha motivado que varios directores de periódicos se vean obligados a pedir disculpas públicamente.

En esta primera entrevista -concedida en exclusiva a Canarias Radio la Autonómica, [Escuchar la entrevista] [transcripción]- el afectado se muestra muy dolido:

“ahora mismo estoy sedado, estoy hasta arriba de medicamentos y en manos de un psiquiatra”.

Diego P. ha explicado que recurrirá a todas las instancias para defenderse de las acusaciones que se han vertido sobre él: “Vamos a por todas, a por médicos, a por lo que haga falta, y vamos a ir poquito a poquito, primero los médicos, luego la prensa, telediarios… todos los que han vertido mierda, todos lo van a pagar“.

La pareja de la madre de la niña ha señalado: “Que haya estado donde haya estado eso se pasa”, ha dicho en referencia a su estancia en la cárcel, pero “la vida de una niña no se pasa”.

Según explicó su abogado -cuenta EL MUNDO-,  el joven estuvo cinco días detenido en un “zulo de dos metros por dos”  y sólo “le daban agua y pan”. Los agentes  le decían que era “un violador” y un montón de cosas más. Cuando recibieron la autopsia de la muerte de la niña, estallaron y fueron a por él. Bajaron, lo esposaron y se lo llevaron arriba. “Le obligaron a sentarse frente al ordenador y le fueron pasando las imágenes de la autopsia de la pequeña que le tenían preparadas. Fotos con la niña muerta y desfigurada. Una, otra, otra más… Le forzaban a ver y le gritaban: “¡Asesino, te vas a pudrir! ¡Mira, mírala, cabrón! ¡Mira lo que has hecho con la niña!'”.

Diego P “Fuimos al médico, pero ¿no le van a hacer una radiografía? ¿No le van a hacer nada? No, no, no? Ya va a ver que en unos días está corriendo, me dijo.”

En ese tiempo tuvo que escuchar todo tipo de improperios como ha relatado:

??Asesino, te vamos a matar?, y todo eso. Y luego -ha señalado- me ha dolido ver, enseñarme, la foto de la niña muerta. Me han llegado a enseñar una foto de la niña muerta. Ha sido lo peor, lo peor, lo peor, para mí lo peor que me ha pasado en mi vida”. -ha dicho.


Print Friendly, PDF & Email