Cartel de To shoot an elephant

Se llama “To shoot an elephant” y fue rodado por el gijones Alberto Arce y por Mohammad Rujailah durante el pasado cerco de Gaza. El filme retrata desde dentro la campaña de bombardeos del Ejercito Israelí sobre la franja y el sufrimiento de la población. La idea era mostrar al mundo algo asi como “la cara B” de esa realidad que copa las portadas de medio planeta. Y para lograrlo ha convertido a Internet en su mejor aliado.

Alberto Arce, cansado de oir las quejas de los documentalistas sobre la dificultad de lograr público para sus trabajos, decidió no seguir el camino clásico -esperar a que lo seleccione un festival, venderlo a una televisión, etc-. Optó por una estrategia activa: liberar la cinta, distribuirla gratuitamente por Internet y organizar proyecciones globales -como la del lunes 18-. Todo para dar a conocer la obra, que lo vea el mayor número posible de gente… y vender luego DVDs.

Porque “To shoot an Elephant” ha logrado, con este sistema, recuperar la inversión y llegar a una audiencia enorme. El propio Arce lo explica en el diario Público: “Hemos demostrado que no es incompatible colgarlo en Internet, participar en un festival, colocarlo en una televisión y vender DVD. La mejor publicidad es dar a conocer la obra, porque ésta vale más cuanto más se conozca. Es decir, que si lo regalas por Internet, vas a vender más documentales”.

Imagen de previsualización de YouTube

El documental está colgado bajo licencia Creative Commons en todas las plataformas multimedia y se puede descargar gratuitamente. En las proyecciones tampoco se cobra, pero se vende a quien quiera el DVD. Es una forma de convertir a los espectadores en partícipes del proyecto. Y a “To shoot an elephant” le ha funcionado.

Alberto Arce lo tiene claro “Si una persona promociona y enseña su trabajo, lo que recibirá es eso mismo: trabajo. No dejo de recibir ofertas, fruto de haber dado a conocer lo que hago. Deberían hacerlo todos los documentalistas. Yo he conseguido recuperar la inversión con creces. Y esto no ha hecho más que empezar”. Ahora su próximo destino es Irak.

Alberto Arce
(Foto: Flickr/Gijon Film Festival)

Print Friendly, PDF & Email