La tecnología detrás de los drones no deja de mejorar aumentando los usos potenciales de estos objetos voladores no tripulados. La empresa de Letonia, Aerones, especializada en aparatos capaces de levantar grandes pesos, ha presentado un dispositivo que puede subir a un ser humano a una altura suficiente como para lanzarse en un salto de Skydive  con paracaídas. Pero además tiene otro modelo que maneja una manguera y podría ayudar a luchar contra el fuego en entornos complicados.

Lo están presentando como el “primer salto de dron”. El pasado 12 de marzo, un aparato con 28 rotores levantó al paracaidista letón Ingus Augstkalns hasta una altura de 330 metros, desde donde saltó y abrió su paracaídas para aterrizar. Se trata de un dron capaz de levantar 200 kg de peso y que abre la puerta a otros usos, de hecho Aerones ya ha enseñado como sus dispositivos pueden servir también para hacer snowboard o wakeboard.

Pero además de para actividades de deporte extremo, Aerones también está desarrollando aparatos con aplicaciones de mayor calado. Por ejemplo cuenta con un “dron-bombero”. Se trata de un dispositivo  que puede levantar una manguera mucho más alto de lo que es capaz un camión de bomberos y dirigirla contra un foco de fuego. El ensayo se llevó a cabo en la estación de bomberos de Aizkraukle. La compañía ha explicado que dron es capaz de levantar 145 kg de peso y volar durante 30 minutos. Y podría llegar a subir a 300 metros de altura, lo que podría tener aplicaciones para apagar incendios en rascacielos o en lugares peligrosos para la integridad física, e incluso para rescatar personas.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email