La Guardia Real no confirma los hechos, pero tampoco los desmiente. Se limita a decir que no comenta asuntos de seguridad. Sin embargo varios medios españoles y también internacionales sostienen que se han registrado varios vuelos de drones no identificados sobre el Palacio de la Zarzuela, residencia de los reyes de España. Uno los aparatos, parece que incluso fue derribado -por los inhibidores de frecuencia, según una fuentes, por un arma de fuego según otras-. En cualquier caso, el asunto se une a otros incidentes en EEUU y Francia y está disparando los temores sobre seguridad pudiendo acelerar una repuesta gubernamental.

El espacio aéreo sobre Zarzuela está totalmente restringido al tráfico. Pero este mes de julio se habrían producido varios sobrevuelos de aparatos no tripulados, incluso sobre el Pabellón en el que residen Felipe, Letizia y sus hijas, la zona más sensible. Las fuentes esta información son confidenciales como Hispanidad o la web de monarquía de El Confidencial Digital. Aunque medios internacionales como el Daily Mail, The Local o Engadget también lo han destacado.

El diario El Mundo acaba de publicar un amplio reportaje sobre el asunto en el que da por confirmado al menos uno de los sobrevuelos en dron, el del 10 de julio que habría sido desactivado. Señala que no se tiene información de quien está detrás de estos misteriosos vuelos, aunque se manejan varias hipótesis: desde la posibilidad de que hay motivaciones terroristas hasta que sea obra de paparazzis intentando fotografiar a la Reina o las Infantas en la piscina o una gamberrada.

La versión más barajada es la de que los vuelos sean obra de fotógrafos, aunque hay varios detalles que contradicen esta posibilidad: los incidentes han sido al anochecer, dificultando tomar imágenes y en la profesión es bien sabido que sobrevolar la Zarzuela es delito, lo cual haría difícil vender una foto así.

Curiosamente el artículo de El Mundo asegura que la web Engadget (que identifica como francesa, aunque es anglosajona) maneja información sobre el incidente. Ésta sin embargo en su noticia cita a Monarquía Confidencial como fuente. Ambos ¡medios enfatizan en cualquier caso, que este incidente ha hecho saltar algunas alarmas, sobre todo porque se añade a unos vuelos de drones sobre París -incluyendo el Palacio del Elyseo o centrales nucleares- en enero y febrero pasado que no han sido aclarados y que han provocado inquietud. Y hubo también otro incidente en la Casa Blanca de Washington.

(Foto:Flickr/Myfrozenlife)

La popularidad de los drones, pese a las restricciones de vuelo que aún tienen, está en cualquier caso creciendo de manera exponencial. Se utilizan en reportajes periodísticos, por ecologistas para vigilar barcos balleneros, para revisar la seguridad de centrales nucleares, etc. Por no hablar de usos comerciales como reparto de paquetes (Amazon), comida (Dominos Pizza) o cartas postales que están se desarrollando.

Pero a la vez que se dispara su uso, también lo hacen los problemas que ocasionan. Varias personas han sido heridas por drones -como los cantantes Enrique Iglesias o Miley Cirus o la atleta Raija Orden. Y existe un temor aún mayor a que puedan ser usados para atentados terroristas. En España, la ley impide que estos aparatos sobrevuelen núcleos urbanos, pero la legislación es un tanto laxa en cuanto a la descripción y catalogación de lo que es un dron.

En cualquier caso, es previsible que se aceleren medidas y respuestas del gobierno en este asunto. El Ministerio de Defensa español, para empezar está estudiando adquirir un radar de última generación llamado Squire capaz de detectar estas aeronaves que vuelan a muy baja altura para ser detectada por los sistemas convencionales. También se podría modificar la legislación o desarrollar aparatos anti-drones, como en Francia, que detectan los artilugios que sobrevuelan una zona determinada, los persiguen hasta el lugar desde el que son manejados, lo fotografía y comunica a la la policía y luego inhabilita el dron en cuestión.