El sector del “famoso” jamón ibérico de bellota ha “puesto orden en su etiquetado” y los productores han abrazado la transparencia para defenderse de las sombras que planeaban sobre el origen del producto. Es lo que pone de relieve el diario económico francés en un reportaje de Cécile Thibaud. Detalla que ahora llegan al mercado, los jamones con bridas de colores que permiten la trazabilidad del animal y saber cual ha sido el método de su crianza. Resalta que esto permite que los consumidores tengan toda la información, aunque apunta que también deja claro que sólo el 10% del jamón que se comercializó en 2017 cumplía todos los requisitos de los métodos ancestrales.

Les Echos explica que las nuevas normas de calidad han revolucionado el sector porcino español y los productores se han organizado para proteger la “particularidad” del jamón ibérico de bellota, “uno de los más apreciados del mundo y que cada vez tiene más adeptos en Francia. Detalla que bajo los métodos ancestrales de producción, el cerdo 100% ibérico se alimenta de bellotas y pasto y se cría al aire libre con una densidad de 1,25 animales por hectáreas en el ecosistema “frágil y complejo” de la Dehesa. Añade que para obtener el mejor jamón, hay que secarlo y curarlo entre dos y cuatro años. Pero subraya que en los últimos tiempos se han generado dudas sobre si el producto que llega a los supermercados y hogares de todo el mundo es realmente ibérico de bellota o de cerdos criados de forma industrial.

El reportaje apunta que fue precisamente la ley aprobada en 2001 teóricamente para enmarcar al sector la que “abrió la puerta a toda clase de arreglos sobre el etiquetado” al requerir únicamente que la madre del cerdo fuera 100% de raza ibérica. Subraya que tras años de polémica y rumores de fraude, el sector ha puesto orden y redibujado reglas del juego “estrictas”. Explica que la solución empezó con Real Decreto de 2014, pero es ahora cuando se empiezan a ver sus efectos al llegar al mercado los jamones que proceden de los animales de aquel año. Añade que el sector ha abrazado la transparencia y que mediante bridas de colores garantiza la trazabilidad de cada animal y conocer exactamente como ha sido criado, si respetando todos los criterios tradicionales o sólo algunos. Aunque advierte de que esta forma de etiquetar el jamón ha puesto de relieve que sólo entorno al 10% de lo que se comercializó en 2017 seguía los métodos ancestrales de producción.

Les Echos es el diario económico francés de referencia en información financiera. Fue fundado en 1908. Desde 2007 es propiedad del grupo de marcas de lujo LVMH (Louis Vuitton). Su línea editorial está considerada como liberal. Su difusión entre 2016 y 2017 segun datos de OJD estaba por encima de los 130.000 ejemplares.

Cécile Thibaud es corresponsal de L´Express, La Tribune de Geneve y Les Echos y escribe asimismo para Sud-Ouest y Challenges. Lleva en España desde el año 2001. Anteriormente trabajó para Le Nouvel Economiste y Telerama. Ha sido además hasta 2015, vicepresidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. Algunos de sus artículos han analizado la Justicia española -desde señalar la “deriva” de tras el caso Garzón a destacar a los “pequeños jueces” que han hecho temblar a los poderosos-, el relanzamiento de la economía, el “negocio” de los abogados con los litigios bancarios o la crisis del periodismo en España.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email