La Fundación de Estudios Financieros estima que el trabajo en negro supone entre el 18% y el 20% del PIB y que cuatro millones de personas realizan algun tipo de actividad laboral no declarada en España. Creen que si ésta se redujera a la mitad se recaudarían 21.000 millones de euros más.

El estudio, que aglutina datos de todos los informes realizados sobre este asunto en la última década, advierte sin embargo que esto no supondría la reducción automática de la tasa de desempleo. Estos cuatro millones no corresponden en su totalidad a gente inscrita en el paro. Hay también personas inscritas en la Seguridad Social, pero que `sumergen´ parte de su actividad complementaria.

Asi hay asalariados o autónomos que desarrollan una actividad de forma regular sin estar dados de alta, por decisión propia o por imposición del empleador. Otros dados de alta que no cotizan, personas con un empleo asalariado que, sin embargo, pagan la cotización reducida del Régimen de Autónomos, empleados con contrato a tiempo parcial que, en realidad, trabajan a jornada completa, trabajadores a tiempo completo o parcial que declaran una nómina sensiblemente inferior a la real porque la completan con una parte ‘en negro’ e incluso perceptores de la prestación por desempleo que ‘complementan’ sus ingresos en la economía sumergida.

La conclusión del informe es que sumando todas estas casuísticas habría cuatro millones de trabajadores percibiedo de una forma u otra ingresos de forma irregular o no controlada en España. Si el foco se centrara únicamente en las personas sin actividad reconocida que trabaja de forma irregular el volumen del empleo sumergido se reduciría a 1,3 millones de personas.

Sólo en concepto de IRPF la ocultación de toda esta actividad supondría un coste anual de unos 4.600 millones de euros para las arcas del fisco, según lo estimado por la Fundación de Estudios Financieros. Y añadiendo lo que correspondería a cotizaciones sociales y al fraude en prestaciones por desempleo, regularizando esta actividad al nivel de la media europea, se recaudarían 21.000 millones de euros más.