El semanario británico analiza el cambio en los vínculos económicos entre España y Latinoamérica que está propiciando un nuevo equilibrio en la relación. El artículo se titula “Shoe on the other foot” (zapato en el otro pie, expresión equivalente a “el mundo al revés”) y resalta como se ha pasado de una situación en la que las empresas españolas invertían masivamente en el continente a ver como ahora son las multinacionales latinas las que desembarcan en España. Apunta que a pesar de “algunas plumas erizadas, la evolución es positiva.”

The Economist dice: “Tras dos décadas en las que España acumuló activos por valor de 145.000 millones de euros en América Latina, el año pasado fue el primero en el que las empresas latinoamericanas gastaron más en la adquisición de sus homólogos españoles que al revés. Segun Dealogic las firmas mexicanas fueron los mayores inversores. Enrique Alberola del Banco de España, ve paralelismos con el propio camino a la modernización de España. Entre 1993 y 2000 casi la mitad de la inversión extranjera española fue a Sudamérica. Ahora las multilatinas tras invertir regionalmente durante años buscan ampliar sus horizontes a través de España.”

El artículo recoge también los conflictos y las sensibilidades a flor de piel por el legado histórico: “En la disputa entre el consorcio liderado por la española Sacyr y Panamá por la expansión, el jefe de la Autoridad del Canal aseguró: `Siguen pensando que llevamos plumas en la cabeza´. La controversia ha suscitado dudas sobre la capacidad de algunas empresas españolas para manejar grandes contratos. Y las empresas españolas también han recibido golpes. En 2012 el gobierno argentino expropió la participación del 51% de Repsol en YPF.”

Pero destaca: “A pesar de estos contratiempos, América Latina ha actuado durante la crisis española como un amortiguador. Brasil representa casi una cuarta parte de las ganancias globales de Santander y México dos quintas partes de las ganancias de BBVA. Las nuevas fuentes de crédito como Bancomext son bienvenidas en un país con bancos tan debilitados como España. La inversión latinoamericana en España, según el presidente de Bancomext, debe ser vista como una ayuda. La economía de España está empezando a recuperarse, pero la relación va a seguir cambiando.”

[Leer el articulo completo en The Economist]

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 ha sido de 1.574.803 ejemplares.  

(Esta noticia está incluída en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)