El semanario británico considera que la fecha y la opción elegida para las elecciones catalanas han diluido en cierta forma el desafío independentista que pretendía proponer Artur Mas. Señala que al elegir septiembre en vez de febrero, es posible que los catalanes se vean “distraídos”, por el resto de contiendas electorales que tendrá España este año. Y añade que al no haber lista conjunta, el 27S será tanto una votación sobre ganar poder como sobre independencia. El artículo se titula “Mas observation” y como es costumbre en The Economist, no va firmado.

The Economist considera que con la opción de elecciones el 27 de septiembre en vez de febrero, lo que se ha conseguido es retrasar al menos siete meses la posible independencia catalana -“si es que sucede alguna vez” señala el texto-. Y pone el foco en que aunque la votación sigue presentándose como un plebiscito sobre la independencia el hecho de que no sea como Artur Mas había planeado -una lista conjunta soberanista- convierte al 27S en una elección que girará tanto sobre ganar poder como sobre independencia.

En este sentido señala que las catalanas se han convertido en “sólo una más de las numerosas votaciones que tendrá España este año”. Y enfatiza que para los separatistas habría sido mejor celebrarlas en febrero, evitando las “distracciones” que pueden suponer las municipales y autonómicas en el resto de España. Y se fija en que la contienda en Barcelona puede resultar especialmente interesante, ya que Podemos se presentará junto con Guanyem y podría haber un resultado que refleje hasta qué punto se ha fragmentado la política en Cataluña.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 fue de 1.574.803 ejemplares

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.

Print Friendly, PDF & Email