El influyente semanario británico analiza las implicaciones para la política española del auge de Podemos como tercera fuerza nacional y la designación de Pablo Iglesias como líder. Constata que el partido debe ahora sostener su destacada posición y puede no resultarle tan sencillo convertir sus porcentajes de apoyo en votos. Señala que aún es demasiado “tenue” en su línea política y analiza las posibilidades de acuerdo con otras fuerzas. El texto se titula: “Spanish politics: A three-cornered hat” y como es costumbre en la revista no viene firmado.

The Economist constata que el auge de Podemos es el resurgimiento de los Indignados y ha generado un gran entusiasmo, pero cree que siguen siendo “notablemente tenues”  en cuanto a su línea política. Cree que el auge del partido es un triunfo de Pablo Iglesias y del grupo de catedráticos “tecnológicamente astutos” que han dirigido al partido en estos 10 meses. Y recoge los sondeos que le otorgan hasta un 28% de apoyo. Aunque precisa que convertir estas cifras en votos puede resultar “difícil”.

Detalla que Pablo Iglesias promete una nueva política, más allá del paradigma “derecha-izquierda”… pero sigue provocando escepticismo en mucha gente. El texto recuerda los vínculos de alguno de los miembros de Podemos con Venezuela y detalla las aspiraciones de Iglesias: reformar la Constitución, permitir el referéndum en Cataluña, reestructurar la deuda española, intervención gubernamental, aumento de impuestos… En el análisis de otras formaciones, apunta que una IU liderada por Alberto Garzón podría trabajar con Podemos, mientras el PSOE, bajo el nuevo liderazgo de Pedro Sánchez podría tener que decidir si apoya a Podemos o al PP.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 fue de 1.574.803 ejemplares.  

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

Print Friendly, PDF & Email