El semanario británico analiza la propuesta del presidente catalán de organizar elecciones plebiscitarias con las fuerza independentistas reunidas en una misma lista como la demostración de que está dispuesto a subir de tono la confrontación con Madrid. Su artículo “Mr Mas throws down the gauntlet” sostiene que su plan lanza de forma inteligente dos guantes: uno a ERC y otro a Madrid. Pero advierte que tendrá “enormes obstáculos” y sumirá a Cataluña en un periodo de profunda incertidumbre política.

The Economist destaca que si el gobierno español tenía la esperanza de que el simulacro de referéndum del 9N pudiera soltar vapor de la olla a presión separatista en Cataluña, Artur Mas le ha demostrado que está listo para aumentar la confrontación. Apunta que su propuesta de elecciones anticipadas con una lista unitaria independentista no tendría problemas de legalidad y en caso de deparar una mayoría separatista, sumergiría a Cataluña en un periodo de profunda incertidumbre política.

El artículo señala que las querellas de Madrid contra Mas solo han aumentado su popularidad y su oferta de elecciones plebiscitarias lanza “de forma inteligente” dos guantes a la vez: uno a ERC para que se integre en su lista y otro a Madrid. Aunque apunta que su plan independentista en 18 meses se enfrenta a enormes obstáculos y podrían tener que declara unilateralmente la independencia, algo que la UE es improbable que apruebe. También señala que Rajoy aún no ha hecho una oferta seria para calmar la ira catalana y se le está acabando el tiempo. Por eso apunta que a los catalanes les esperan tiempos revueltos.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 fue de 1.574.803 ejemplares.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)