El prestigioso semanario británico, ante la creciente tensión por Ucrania, repasa los apoyos políticos, especialmente en partidos populistas, con los que cuenta en Europa, Vladimir Putin y Rusia. E incluye entre estos a la formación de Pablo Iglesias. El artículo se titula “In the Kremlin´s pocket. Who backs Putin and why” (En el bolsillo del Kremlin. Quien respalda a Putín y por qué) y se ha publicado en la edición impresa de su último número titulado: “Putin´s war on the West” (La guerra de Putin al Oeste). Analiza la “cercanía” de los partidos populistas europeos hacia las posturas rusas y la posibilidad de que el Kremlin esté financiando a algunos. Destaca a Syriza o el Frente Nacional francés entre los más comprometidos. Podemos en cambio es señalado entre los “abiertos o neutrales”.

The Economist señala que varios partidos pro-Rusia tuvieron buenos resultados en las últimas elecciones europeas lo que hace temer que se forme un bloque a favor de las posiciones rusas en el Parlamento de Estrasburgo. Enumeran en cada país a las formaciones cercanas al Kremlin y señalan en particular a Syriza, recordando que la formación se ha mostrado fría con las sanciones contra Rusia y contraria a aumentarlas. También mencionan al Frente Nacional de Francia, cuya líder Marine Le Pen ha admitido su admiración por Putín y podría haber recibido 9,4 millones de euros un banco ruso vinculado al Kremlin, planteando que Rusia podría estar financiando a alguna de estas formaciones.

Con respecto a Podemos, el texto lo califica de “partido de izquierdas recién llegado y abiertamente pro-ruso”. Recuerda que encabeza las encuestas de intención de voto en España y que su líder, Pablo Iglesias ha acusado a Occidente de tener una doble moral al tratar con Rusia. Sin embargo no coloca a la formación española entre los partidos comprometidos con el Kremlin, sino entre los “abiertos o neutrales”.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 fue de 1.574.803 ejemplares.  

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.