BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

EEUU es un país fascinante, de eso no hay duda. Sin embargo en España hay muchas leyendas sobre el modo de vida americano. Pocas oportunidades, nulas políticas sociales, infraestructuras públicas lamentables, precios por las nubes?

Aquí una carrera universitaria cuesta entre 3 y 9 millones de pesetas/año-imagínate conseguir el dinero para pagárselo a tu hijo- y los estudiantes que no lo tienen, que son la mayoría, tienen que pedir créditos que estarán devolviendo gran parte de su vida. El asunto de los seguros médicos es otra cosa increible. No hay seguridad social, ya lo sabemos, y cuando un estudiante termina en el hospital con una borrachera tiene que desembolsar el increible precio de 1500 dólares. La mayor parte de los trabajadores del país tienen contratado un prohibitivo seguro que ni siquiera cubre todas las enfermedades, ni todas las urgencias.

Curiosamente, los impuestos, pese a lo que pueda parecer, no son bajos pero su destino, claro, son las políticas de defensa del país. Y cualquiera que ha cogido el metro o el autobús sabe que los servicios públicos son muy deplorables. El país que envió a un hombre a la luna tiene autobuses cuyo timbre de parada se acciona tirando de una cuerda que atraviesa el autobus. Aspectos que se ven a simple vista, como las aceras -de cemento-, las marquesinas y los materiales de construcción de cualquier apartamento asustan. Los sueldos, pese a la creencia son minúsculos, los vehículos carísimos y la vivienda, muy alejada de los centros de trabajo. Las probabilidades de que un camarero llegue a ocupar un apartamento en la torre de Donald Trump las tendría que calcular el LHC, y sin embargo, como uno consiguió algo así una vez se fabricó la semilla de la expectativa…

Expectativa! Esa es la clave de todo. EEUU vive de las promesas y las expectativas. Este es el país donde la gente cree que puede llegar a ser presidente, o millonario, porque una vez le pasó a alguien. Pero la tierra de las oportunidades tendrá mucha tierra y muy pocas oportunidades para la mayor parte de ellos.

Me sabe mal hablar así porque en realidad no se puede decir que el país no sea amable. Con los turistas lo es -salvo en las aduanas, como ya contaré-. No hay policía, bombero, o viandante que no se preste a fotografiarse contigo. Sin embargo EEUU es un país socialmente subdesarrollado. No hay más que pasar unos días aquí para darse cuenta. Son muy cool en la televisión y el cine, pero tan ingenuos…

3 Replica a este post