Desde 2007 funciona en casi 400 ciudades y municipios de España, Viogen, un programa de seguimiento y vigilancia de víctimas de violencia machista del Ministerio del Interior para prevenir nuevos crímenes. La localidad almeriense de El Ejido llevaba cinco años colaborando en este proyecto, pero este 24 de septiembre, el alcalde -que desde el 26M gobierna gracias a un pacto de coalición de PP y Vox- solicitó abandonarlo, según reveló un artículo de Javier Martín-Arroyo en El País, alegando que las bajas de policías locales que sufren no les permiten cubrir el servicio. El revuelo y las críticas han sido tan grandes, que finalmente el Ayuntamiento de El Ejido ha tenido que dar marcha atrás y ha paralizado su petición de salida de Viogen.

8M 2018ser mujer factor riesgo

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, del PP, aseguró que la localidad tiene “un 12% de bajas y un absentismo alto” en la policía local y por ello argumentaba que no podían asumir las labores de vigilancia de algunas mujeres de nivel bajo de alerta que realizaban dentro de Viogen y pedía que estas tareas, las llevaran a cabo la Policía Nacional y la Guardia Civil. Pero poco después de conocerse la noticia, la Unión de Policía Local de El Ejido (UPLE), pidió al Ayuntamiento “no se amparase” en la situación del cuerpo para justificar la salida de Viogen, ya que “desde hace cinco años” son dos los agentes que se encargan de este cometido y6 no se han visto afectados por la reducción de efectivos.

Las críticas no se limitaron a la Policía, sino que también llegaron de la esfera política. La coordinadora de la unidad de Viogen en Andalucía, Maribel Montaño, que aseguró: “Es llamativo que El Ejido permanezca desde 2014 y justo ahora cuando el Gobierno da recursos, denuncia el convenio”. La localidad recibió en 2018 una ayuda de 32.641 euros de Interior para compensar su esfuerzo de vigilancia y ahora debe recibir una segunda subvención. Montaño, añadió:  “Esperemos que no sea una moda que prefieran que sus policías pongan multas en vez de proteger a las víctimas de violencia. Nos preocupa esa deriva”. También los portavoces de Ciudadanos y PSOE en El Ejido se mostraron en contra y la vicepresidenta del g0bierno, Carmen Calvo calificó la decisión como paso atrás con “consecuencias lamentables”.

Finalmente Francisco Góngora anunció que había paralizado la petición de salida de Viogen, aunque pedía una reunión con la comisión de seguimiento del sistema para analizar hasta dónde puede llegar el municipio con los efectivos que tiene y planear la colaboración de la Guardia Civil y la Policía Nacional. El ayuntamiento de El Ejido está en la actualidad formado por una coalición de PP y Vox, pero es este partido que pide derogar la Ley de Violencia de Género quien ostenta la Concejalía de Asuntos Sociales. La localidad almeriense fue de hecho la ciudad en la que la formación de Santiago Abascal obtuvo sus mejores resultados tanto en las elecciones andaluzas como en las generales alcanzando un 30% de los votos. Aunque en las municipales quedó en segundo lugar y obtuvo siete ediles, por los nueve del PP.

 

Print Friendly, PDF & Email