Aiko es el nombre de un androide desarrollado en Canada por el inventor Le Trung y que representa a una mujer a tamaño real y con formas y rasgos muy femeninos. Pesa 32 kg, mide 152cm y su talla de busto es de 82cm. Por todo ello muchos han visto a este robot como una “versión” de una compañera ideal. Su creador dice que no la diseñó con propósitos sexuales, pero que podría ser una aplicación de esta tecnología. Aiko es además capaz de interactuar con la gente -maneja 13.000 frases- y hasta de reaccionar al dolor o a los abusos.

Imagen de previsualización de YouTube

El androide está hecho a base de silicona y componentes electrónicos y Le Trung lo ha programado para que pueda reconocer caras y objetos e incluso leer el periódico, dar indicaciones de dirección o dar de comer a alguien. Ahora quiere dotar a Aiko de otras “habilidades” como la de ser capaz de limpiar las orejas humanas. Aunque de momento el robot se mueve en silla de ruedas.