BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Rebuscaba hoy por el altillo de casa cuando encontré enmarcada y cubierta de polvo la carta. No es solo una metáfora, también esconde toda una lección. La carta la dirigió una embajada en España, en el 2005, a la Dirección de la SER pidiendo mi cabeza. Entonces me ilusionó tanto el asunto que la puse así: colocada en un marco como un trofeo de caza.

Parece que a la embajada no le había gustado mucho aquella iniciativa en defensa de las ballenas que lanzamos en el programa, especialmente el momento en el que puse en antena al personal de la embajada para contarles en directo que recomendaba a los oyentes no viajar al país hasta que no cambiasen su actitud hacia los cetáceos, bueno, eso mientras lanzaba una serie de gritos alegóricos, con un doloroso canto de bebé ballena huérfano de fondo.

Un agregado cultural de la Embajada manifestó poco después por escrito “el profundo malestar por la actitud de uno de los colaboradores” de la Cadena Ser: “Tanto por la forma, -decía- como por el tono empleado en esas llamadas, la Embajada ha de presentar la protesta por su actitud y solicitar a la Cadena Ser las acciones oportunas para que no se vuelva a repetir”.

El agregado añadía: “confiando en su buen criterio para que tome medidas apropiadas al respecto, le agradezco de antemano la debida atención a estos hechos”.

Las medidas apropiadas se tomaron: un pincho de tortilla concretamente, en su honor, que nos tomamos la directora del programa y yo.

El domingo fue el día internacional de la Libertad de Prensa. A todos los que creen en una sociedad informada y libre, Gracias.

Print Friendly, PDF & Email
5 Replica a este post
  1. Parece mentira que todavia en nuestros tiempos puedan suceder estas cosas, pero no me extrañan porque tambien mi mujer fue trabajadora de una embajada arabe en españa y he visto cosassssss

    un saludo fernando

  2. Muy bueno, me hubiera gustado que colgases el video para oirte, ja ja ja.

    Aunque, y a pesar de que creo que el medio en el que trabajas es bastantes flexible, creo que sí, se ejerce algo de censura, más bien autocensura (la mayoría de las veces es mucho peor, pues es una censura encubierta)

    No es comparable a otros medios de comunicación, pero me gustaría que de vez en cuando te pasaras por las emisoras locales.

    A pesar de todo Ole ole. :-)

  3. Bueno, no está mal… A un amigo mío en la universidad lo llamó el director de la escuela a su rancio despacho y allí, sin testigos ni papeles, le dijo que si persistía en su díscola actitud como delegado, tendría “muy complicada y difícil su permanencia” en la misma.
    Tuvo que pasarlo bastante mal y le pasaron factura academicamente, pero siguió siendo “díscolo, irrespetuoso con las jerarquías y conflictivo”…
    Que cosas…