“En un país pionero en la lucha contra la violencia infligida a las mujeres, el Gobierno conservador español está recibiendo críticas de todas partes por aplicar unos recortes presupuestarios, que, dicen sus detractores, ponen en peligro esta política de protección”.

 


(Foto: flickr/susufoto)

 

“Agobiada por la crisis desde 2008, España está comprometida en un programa histórico de austeridad. Desde la llegada al poder del Gobierno de Mariano Rajoy, a finales de 2011, los recortes efectuados en el presupuesto de la ley contra la violencia doméstica han sido sangrantes, de más de 28%, denuncia el Partido Socialista”.

Durante estos dos años de gobierno de derechas, hemos asistido a verdaderos abusos, como el desmantelamiento de numerosos centros de acogida a las víctimas, que tuvieron que reducir su trabajo por falta de fondos o que han terminado por desaparecer, por falta de presupuesto, han afirmado los socialistas en un manifiesto publicado con ocasión del Día Internacional para la Eliminación de la violencia contra las mujeres”.

“Las leyes de 2005-2009, introducidas en el Gobierno de izquierdas de José Luis Rodríguez Zapatero, han hecho de España uno de los países más avanzados enla protección de la mujer, con la creación de teléfonos rojos, tribunales especializados o la implantación de un brazalete electrónico, imitado después por Francia, Italia o Gran Bretaña”.

Leer artículo completo en Le Point

 

 

Print Friendly, PDF & Email