BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El New York Times y el Herald Tribune publican un artículo de Victoria Burnett que incluso tiene su espacio en la  portada: ??España ofrece una ruta legal para frenar la inmigración ilegal?, dice. El artículo elogia nuestra  nueva política de inmigración e incluye las declaraciones de Sutherland, de Naciones Unidas,  que cree que “el enfoque de España podría servir de ejemplo para Europa”:

Fatou Faye es una de las primeras senegalesas en ser contratada gracias al plan laboral español por el que se ofrece un pasaje legal y un permiso de trabajo de un año a algunos inmigrantes. Se cree que aumentando las posibilidades de los jóvenes inmigrantes de llegar a España de forma legal, éstos desistirán de la idea de embarcarse a merced del Atlántico.

El programa, organizado por los Gobiernos español y senegalés, tiene por objeto traer este año a cientos de trabajadores a España con visados y contratos de un año. Los trabajadores con permisos anuales podrán renovar sus contratos, en cuyo caso podrían traer a su familia inmediata. Según las autoridades, el plan pretende traer a miles de inmigrantes a través de este programa.

La oleada de inmigrantes subsaharianos que llegaron el año pasado a las Islas Canarias, comunidad española que muchos africanos utilizan como puerta de entrada a Europa, ha llevado a España a endurecer su postura en materia de inmigración y, a ampliar, en colaboración con el resto de Europa, el cordón de vigilancia de patrullas internacionales en sus costas.

Pero, mientras Europa cierra las puertas a la inmigración ilegal, España abre una pequeña ventana. El miércoles pasado, el Ministro de Trabajo, Jesús Caldera, firmó un acuerdo con Gambia para invertir 1,3 millones de dólares en la formación de los gambianos, que podrían ser contratados para trabajar en España. En julio, España firmó contratos similares con Malí y Mauritania.

Sutherland, de Naciones Unidas, dijo que el enfoque de España podría servir de ejemplo para Europa. ??La Inmigración implica temas de asuntos exteriores, salud, economía, asuntos fronterizos; todas esas cosas?, dijo. La inmigración es ??claramente un problema europeo, por lo que la iniciativa española deben integrarse en una política europea?, dijo. ??Europa no termina en los Pirineos?.

Print Friendly, PDF & Email