Un oficina en cualquier sitio
(Foto: Flickr/Bisonblog)

En EEUU, los llaman Mojo, contracción de Mobile Journalist o periodista móvil. Se trata de los profesionales que gracias a las nuevas tecnologías -portatiles, wifi, teléfonos, videocamaras…- no trabajan desde una redacción convencional sino desde cualquier lugar. Esto está transformando la forma de hacer periodismo y ya hay incluso un periódico en Florida, cuya plantilla estará, a partir de esta primavera, formada solo por “Mojos”.

En sus orígenes, el periodismo se hacía en la calle. Luego los ordenadores e Internet provocaron que pasara a ejercerse principalmente desde las redacciones. Pero ahora la tecnología está provocando que un periodista pueda volver trabajar desde el terreno y en contacto con la gente.

Las cámaras digitales permiten tomar fotos y no tener que revelarlas, las videocamaras pueden grabar material multimedia y gracias a un portátil se edita y escribe un artículo literalmente desde cualquier esquina. Por no hablar de los nuevos teléfono móviles que posibilitan hacerlo todo con un sólo terminal

Esta situación está siendo aprovechada por ciertos medios, sobre todo en EEUU, para ser los primeros en contar las noticias y hacerlo desde el mismo lugar en el que se han producido.The News-Press, un pequeño periódico de Fort Myers que tira 70.000 ejemplares está siendo el mascaron de proa del periodismo móvil y para el final de esta primavera tiene previsto tener a sus 44 trabajadores equipados con equipos móviles para que hagan sus historias externamente.

Uno de sus periodistas, Chuck Myron, explica y defiende su nuevo método de trabajo, como una vuelta a las raíces. Asegura que le permite cubrir la información localmente, estar en contactos con las comunidades y enterarse de historias que de otra manera no conseguiría. Escribe para la web y para la edición impresa. Y todo sin pisar la redacción.

Se trata de toda una revolución periodística, aunque tiene también algunas pegas: un menor control y supervisión editorial, menos capacidad de contacto personal con el equipo del periódico y el precio del “kit tecnológico, son las más citadas. Pero parece que las ventajas van pesando más.

Print Friendly, PDF & Email