Un especialista danés, Stig Günther, batió en 1997 el record del mundo de salto a una colchoneta al lanzarse desde 104,5 metros. El reto fue tan complicado que tuvo que mandar construir una colchoneta-airbag especial para la ocasión de 12m x 15m y 4.5 m de alto, contratar una grua para poder lanzarse desde esa altura porque nadie le autorizaba a hacerlo al considerarle un loco suicida y buscar un emplazamiento adecuado. Un corto que circula por la red, muestra como se preparó y llevó a cabo esta hazaña extrema.