“¿Puede -se pregunta The Boston Globe- un banco extranjero, con un nombre difícil de pronunciar, convertirse en una marca de casa?”.

 


(Foto:flickr/wvs)

 

“En los próximos meses el Banco Santander intentará asentar su marca en Estados Unidos con publicidad en prensa y televisión, con esponsorizaciones deportivas, nuevos productos, donaciones, una nueva imagen online y anuncios protagonizados por Robert De Niro”.

“La entidad española, que se pronuncia sahn-tahn-DARE, adquirió en 2009 el Sovereign Bank como punto de arranque para sus aspiraciones en los EEUU, pero no fue hasta la pasada semana cuando de verdad plantó su bandera. Desde ese momento, la mayor parte de las 700 sucursales presentes en nueve estados del nordeste del país lucen ya la marca Banco Santander”.

“Pero el reto más duro para el Santander viene ahora: mantener e incrementar el número de clientes de una marca muy poco reconocida en los Estados Unidos. Será difícil, dado que muy poca gente conoce el Santander, afirma Steve Reider, presidente de Bancography, una consultora de Birmingham, Alabama”.

Leer artículo completo en The Boston Globe