Internet ha rescatado una asombrosa grabación de Arnim Dahl, un ciudadano aleman que se hizo famoso por las locuras que protagonizaba. Era capaz de escalar edificios con un niño agarrado a su espalda, colgarse de cornisas, trepar a árboles en segundos, saltar de un tren en marcha sobre un puente al agua o desde una grua de 47 metros… Algunos le consideran el precursor del “parkour”, una especie de spiderman y uno de los primeros especialistas del cine. En la red se dice que la grabación es de 1930, pero Dahl nació en 1922 y la mayoría de sus películas son de los años 50.

Sus hazañas aún hoy resultan espectaculares, pero estuvo a punto de matarse en infinidad de ocasiones. De hecho se calcula que pasó 4 años de su vida en hospitales. En Internet puede verse una entrevista que le hicieron en 1963. Su lema era “Mejor 10 minutos de miedo que un mes de trabajo”.