Geomiq, empresa de ingeniería y robótica británica, ha anunciado en su blog que ofrece 100.000 libras (116.000 euros) a quien ceda los derechos de uso de su imagen para ser la cara de un robot. Explican que están ayudando a una empresa -de la que no desvelan apenas datos- que está ultimando un “humanoide de última generación” y para ello están buscando un rostro “agradable y amigable” para ser su cara cuando empiece su producción.

(Foto: Flickr/Arselectronica)

La oferta se presenta en realidad como una especie de casting y quien sea seleccionado podría ver su cara reproducida “en potencialmente miles de versiones de los robots en todo el mundo”. El androide en cuestión lleva en fase de desarrollo cinco años y está previsto que empiece a fabricarse el año que viene. Su función sería ser una suerte de “amigo virtual para personas mayores”, pero Geomiq apunta a la necesidad de mantener cierto secretismo sobre el proyecto de momento.

La empresa admite que se trata de una petición “extremadamente excepcional” ya que ceder los derechos de la cara es una gran decisión y de ahí el elevado montante económico de la oferta. Y explican que los seleccionados recibirán información precisa del proyecto.

Print Friendly, PDF & Email