Codorniú, Gonzalez Byass, Arcos u Orbea figuran entre las compañías españolas con mayor historia a sus espaldas. La revista Forbes ha publicado un ranking con las 13 empresas más antiguas de España. La mayoría son firmas familiares que han sabido adaptarse al tiempo y a los cambios y que han logrado superar el siglo de existencia… algunas muy ampliamente. Y destaca un sector por su longevidad: las bodegas. Seis de las trece empresas más antiguas de España lo son.

(Foto: Flickr/Josegonzalvovivas)

Codorniú es la más antigua, según la lista, ya que su origen se remonta a 1551 de la mano de Jaume Codorniú. Aunque cien años más tarde es la familia Raventós quien se hace con el control de las bodegas y la convierte en el gigante que es en la actualidad.

Un par de siglos más tarde, en el XVII nacen Monte de Piedad de Madrid que existe desde 1702, la papelera J. Vilaseca creada en 1714 y que hoy imprime billetes y timbres para la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre; Bodegas Alvear, fundada en 1729, Arcos que produce cuchillos, tijeras y navajas desde 1745, la papelera Goma Camps cuyo origen que se remonta a 1758 y Bodegas Osborne, fundada en 1772.

Ya en el siglo XIX, destacan La Farga Lacambra, que produce semielaborados y aleaciones de cobre desde 1808; Bodegas Barbadillo creada en 1821, las Bodegas Caballero que produce el famoso Ponche desde 1830, Bodegas González Byass, la del no menos famoso Tío Pepe, que existe desde 1835, los Laboratorios Urtiach, que es la farmacéutica más antigua de España y cuyo origen se remonta a 1838 y Orbea, la hoy popular marca de bicicletas que sin embargo empezó en 1840 fabricando armas y que se reinventó tras la 1 Guerra Mundial.