Se calcula que un trabajador consulta su correo electrónico 50 veces durante su jornada laboral y puede mirar otras 70 sus mensajes instantáneos. Ambas han sido herramientas fundamentales para aumentar el rendimiento, pero la sobreabundancia de información y el uso profuso actúan como “distracción” y bajan la productividad, segun un artículo del New York Times del que se ha hecho eco Tendecias 21. En EEUU incluso han calculado cuanto: 650.000 millones de dólares cada año.

Por ello grandes empresas Microsoft, Intel, Google o IBM se han unido para luchar contra este exceso de información. La iniciativa se llama ??Information Overload Research Group?y de momento se ha creado un grupo sin ánimo de lucro para estudiar este problema y ayudar a los trabajadores a superarlo o a sobrellevarlo. Intentarán buscar soluciones tecnológicas y culturales.

En cierta forma es un problema que han creado esas mismas compañías de tecnología que han sido también las primeras en percatarse del problema… y hasta en ver el negocio alrededor. En Intel, tras un estudio de 8 meses en el que “animaron” a los empleados a limitar sus interrupciones digitales, descubrieron que esos trabajadores rendía más y eran más creativos.

Y en Google introdujeron hace poco un servicio llamado ??E-Mail Addict?. Se trata de una opción que “invita” a los empleados a consultar su bandeja de entrada de correo sólo cada 15 minutos. Si se activa, la pantalla se pone en gris y aparece un mensaje en el que se puede leer: ??Date un vuelta, trabaja o tómate un snack. Hasta dentro de 15 minutos?.

Otra posible solución que se está evaluando es la creación de un día sin correo electrónico en el que los empleados deben intentar comunicarse cara a cara. Ningun experimento ha solucionado del todo el problema, pero al parecer las empresas han detectado que tras ellos, sus empleados hacen un uso más juicioso de las herramientas tecnológicas.

Print Friendly, PDF & Email