Desde el 1 de enero de 2015, España es oficialmente miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciona Unidas, tras su elección el pasado 16 de octubre por la Asamblea General. Durante los próximos dos años, 2015 y 2016, participará en el máximo órgano decisorio para el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales de la ONU. Es la quinta vez que España asume dicha responsabilidad desde 1955. (Foto: Flickr/Minexguatemala)

Entre las prioridades españolas en el Consejo de Seguridad figuran contribuir eficazmente al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales; el desarme y la no proliferación; la lucha contra el terrorismo en todas sus formas dando voz a sus víctimas; la promoción de los derechos humanos, de la igualdad de género y favoreciendo la plena participación de las mujeres en la construcción de la paz; el fortalecimiento de la diplomacia preventiva; el enfoque de la cooperación al desarrollo en el Consejo, como elemento clave de paz y seguridad internacional; y los nuevos desafíos globales, como el cambio climático, la ciberseguridad o el crimen transnacional organizado.

España ostentará además la presidencia de tres comités del Consejo de Seguridad de enorme relevancia para el mantenimiento de la paz y seguridad internacional, como son el Comité 1540 sobre no proliferación de armas de destrucción masiva, el Comité 1718 de sanciones a Corea del Norte, y el Comité 1737 de sanciones a Irán.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha resaltado que “la elección de España al Consejo de Seguridad, en un momento tan delicado y trascendente, plagado de conflictos y retos, reafirma la confianza de la comunidad internacional en nuestro país a la vez que supone un aval y reconocimiento a la política exterior española, firmemente comprometida con la acción multilateral y con los valores y principios de la Carta de las Naciones Unidas”.