Según el estudio sobre comercio electrónico realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el eCommerce no para de crecer en España. En 2013, aumentó un 18% y se facturaron 14.610 millones de euros. Esto coloca a España, según afirmó Emérito Martínez, Director de Marketing de QDQ Media, como el cuarto país de la UE con mayores ingresos por eCommerce. (Foto: Flickr/Jorge Franganillo)

Pero además se estima que la facturación por este concepto en 2014 superará los 17.000 millones y en el año 2027 podría alcanzar los 200.000 millones de euros. Estos datos se revelaron en el encuentro “La puntualidad del e-commerce”, organizado por Correos para analizar la adaptación de las pymes españolas al comercio electrónico.

E irónicamente, a pesar de los buenos datos globales de España en eCommerce, según los expertos apenas el 1% de las pequeñas y medianas empresas del país tiene un nivel digital óptimo y están bien posicionadas en buscadores, tiene estrategia en las redes sociales y cuenta con una web que se adapta a cualquier tipo de dispositivo.

Teniendo en cuenta que las pymes representan el 99% del tejido empresarial en España, su conversión al comercio electrónico y a las ventas digitales se presenta como uno de los retos más importantes.