Clara Martínez Alberola ha sido designada como la nueva jefa de gabinete y “mano derecha” de Jean Claude Juncker en una reorganización del equipo del presidente de la Comisión Europea. Es la primera vez que una mujer ocupa este puesto de responsabilidad y también es la primera vez que lo ostenta alguien de nacionalidad española. Y curiosamente, el anuncio coincide con otras noticias que evidencian un mayor peso de España en puestos de responsabilidad en la UE: el nombramiento de Luis de Guindos para la vicepresidencia del BCE y la posibilidad de que Elena Valenciano aspire a la presidencia del grupo de los socialistas europeos. Aunque en este caso, la falta de apoyo de la Ejecutiva Nacional del PSOE, parece que ha frenado la operación.

La remodelación, anunciada este 21 de febrero, se ha producido a causa de la retirada del Secretario General de la institución, Alexander Italianer, tras 32 años en la UE. Para sustituirle, Juncker ha elegido al alemán Martin Selmayr, hasta ahora jefe de gabinete del presidente de la Comisión. El nombramiento, que será efectivo el 1 de marzo, ha provocado asimismo el relevo en la jefatura del gabinete que ostentará ahora Clara Martínez Alberola. El presidente de la Comisión ha destacado la plena confianza que tiene tanto en la funcionaria española como en Martin Salmayr y ha anunciado asimismo que el puesto de adjunto a la jefatura de gabinete que ostentaba Clara Martínez lo ocupará ahora Richard Szostak.

La española, que venía ejerciendo de adjunta de Selmayr, se convierte así en la primera mujer en dirigir la Oficina y el equipo personal de un presidente de la Comisión Europea. Nacida en 1963 en Valencia, trabaja en la institución desde hace 27 años, tras entrar en ella en 1991 para tratar cuestiones legales sobre el mercado único. También formó parte de la Unidad sobre fármacos de la institución, que llegó a dirigir en 2005. Aunque a finales de ese mismo año y durante dos mandatos consecutivos, hasta 2014, formó parte del gabinete de José Manuel Durao Barroso, anterior presidente de la Comisión.

Y en julio de 2014, tras la elección de Jean Claude Juncker, Clara Martínez se conviritió en la adjunta al nuevo jefe de gabinete, Martin Selmayr, primero en el equipo de transición y después en la Oficina formal. Desde este puesto ha sido responsable de las relaciones interinstitucionales, de la coordinación de los esfuerzos para gestionar la inmigración, así como de la preparación de la Agenda para una mejor regulación de Juncker y del programa de trabajo anual de la Comisión.

 

Print Friendly, PDF & Email