Por vez primera y a partir de septiembre, la Operación Sophia de la UE dedicada a la lucha contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo será comandada por España. Hasta ahora lo hacía Italia, pero Roma ha pedido el relevo y será un almirante español, según revela un artículo de Lucía Abellán en El País, quien estará al mando, al menos hasta diciembre.

(Foto: Flickr/Elcoleccionistadeinstantes)

La operación europea, Eunavfor Med Sophia, lleva en marcha desde 2015 y en ella participan 25 países. Italia se ha encargado del mando en estos dos años, pero ahora ha pedido a sus socios que aporten un buque de mando para poder relevar a los suyos. España, que es el segundo mayor contribuyente en la misión, ha recogido el guante y la Armada tiene previsto enviar al buque Cantabria en sustitución de la fragata Canarias con la que estaba participando.

Se mantendría el contingente de 254 militares españoles, pero el cambio de barco marcaría un cambio de rol, ya que en el Buque de Aprovisionamiento en Combate Cantabria iría embarcado un Estado Mayor multinacional, al mando de un almirante español. Éste dirigirá la operación en el mar, aunque el máximo responsable seguirá siendo el almirante italiano Enrico Credendino, desde el cuartel general en Roma.

Desde su puesta en marcha en 2015, los cinco barcos y seis aviones europeos de la operación Eunavfor Med Sophia han rescatado a más de 36.000 personas, han neutralizado 440 embarcaciones dedicadas al tráfico de personas y han detenido a 109 traficantes. Pese a ello, entre enero y abril de este año un total de 37.200 personas arribaron a las costas italianas por el Mediterráneo, un 33% más que el año anterior. Y desde el año 2007 se calcula que más de 37.000 personas han perdido la vida tratando de llegar a Europa por este mar.