Jennifer Panebianco, una niña de Vila-seca (Tarragona) de ocho años de edad ha ganado el premio internacional Marie Cantagrill de Francia por unanimidad y provocando la admiración del jurado que ha considerado a la joven violinista una “niña prodigio”. (Foto: Flickr/Crazybobbles)

El jurado del concurso internacional de violín le concedió el primer premio por unanimidad y con mención especial a su corta edad, ya que competía con candidatos de hasta 15 años.

En octubre, la niña debutará como solista en Francia, en la Orquesta Sinfónica de Ariège, una actuación inédita para intérpretes tan jóvenes de un instrumento técnicamente muy difícil, según fuentes del Conservatorio de Vila-seca, donde la pequeña acude a clases.

La madre de la pequeña violinista ha comentado que en esta orquesta “lo normal es que actúen chicos y chicas de al menos 17 años, por lo que estamos encantados” y ha añadido que su hija “tiene un talento natural”.

Print Friendly, PDF & Email