El 9% de la población española está de acuerdo con la afirmación de que los hombres son más capaces que las mujeres. Pero este porcentaje es el menor de 24 países de todo el globo analizados en un estudio de Ipsos sobre igualdad de género. España queda en este campo por delante incluso de países como Canadá, Suecia o Francia y muy destacada con respecto a China o Rusia, donde más del 50% afirma estar de acuerdo. Paradójicamente, el mismo estudio revela que las españolas son las que tienen mayor percepción de desigualdad.

La pregunta del estudio “Femnism and Gender Equality around the world” de Ipsos Game Changers en 2017 era textualmente “Está de acuerdo con la afirmación de que los hombres son más capaces que las mujeres para hacer cosas en la sociedad como trabajar, ganar dinero, recibir educación y enseñar”. En España apenas el 9% de los encuestados respondió afirmativamente, mientras que en Canadá lo hizo el 11%, en Suecia, el 12%, en Argentina, el 13% y en Bélgica, Francia y México, el 15%.

China fue, por su parte, el país en el que más gente apoyó la afirmación, un 56%, seguida por Rusia, 54%, India, 48%, Corea del Sur, 33% y Japón, 32%. Los datos y gráficos de Ipsos han sido recuperados por el investigador Ignacio Molina, del Real Instituto Elcano, y redifundidos por la Secretaría de Estado de Igualdad en vísperas del próximo 8M.

El mismo estudio revela otra conclusión llamativa. Han preguntado a mujeres de estas 24 naciones hasta qué punto están de acuerdo con la afirmación: “En mi país, tengo completa igualdad con los hombres y libertad para alcanzar mis sueños y aspiraciones por completo”. Y España vuelve a figurar en primera posición, pero esta vez en sentido contrario ya que el 73% de las encuestadas asegura estás en desacuerdo. El siguiente país con mayor porcentaje es Japón, con un 67%, y le siguen Corea del Sur, 64%, Turquía 62% e Italia, 55%.

Rusia y China cierran en cambio la tabla al estar en desacuerdo con la afirmación apenas un 12% y un 17% de las mujeres respectivamente. Dado que se trata de los dos países que encabezaban el ranking de las naciones que consideraban que los hombres eran más capaces que las mujeres y que España está exactamente en la situación adversa, se da una paradoja significativa: en aquellas naciones en donde más se considera que la mujer es inferior, menos reivindican ellas la necesidad de igualdad, mientras que en España donde menos se apoya la inferioridad femenina, las mujeres más notan la desigualdad y reclaman corregirla.

Print Friendly, PDF & Email